EL MIEDO TAMBIÉN JUEGA.

La competición siempre es exigente, nunca para de serlo, siempre hay que ganar, nunca hay que dejar de hacerlo, se gana y hay que olvidar, se pierde y se necesita olvidar para que la memoria no te juegue una mala pasada al actualizar viejos errores. Todo esto se...

SI NO MEJORAS, EMPEORAS.

Cada futbolista tiene la necesidad obligatoria de darse cuenta y conocer de manera minuciosa los significados de la competición. Es su obligación saber como funciona su equipo, como entiende el fútbol su entrenador, como lo interpretan sus compañeros, conocerse de...