Mi método

Me adapto a los equipos que dirijo y procuro que tengan un estilo de juego reconocible

Establezco vínculos a medio y largo plazo con las que mejorar el rendimiento

Trabajo codo con codo junto a mi equipo para vencer o como mínimo que no te venzan

Me sigo formando día a día porque el fútbol es efímero y los éxitos se diluyen en poco tiempo

Tomo las decisiones con la cabeza fría, sin tener en cuenta la presión del momento y del entorno.

Aprovecho las tecnologías para saber en que pueden mejorar mis jugadores y detectar las debilidades de los rivales.

Busco que el equipo se convierta en un ecosistema en el que todos podamos crecer profesionalmente.